0
top

“Mal trato comercial” al proveedor 7. “Do not disturb”

“Cuando el cliente decide poner el cartel de “No molesten” después de haber mantenido una comunicación comercial activa y generado expectativas… ¿vamos bien?”

“Dice que no está”. Esta frase pronunciada por más de un o una asistente, es más frecuente a la vez que jocosa, de lo que nos pensamos o debería suceder. Es totalmente lícito, no querer atender una llamada telefónica en un momento dado y más teniendo en cuenta la gran cantidad de ellas que puede recibir un responsable de compras en una empresa.

Hacer ver que no estás para no atender una llamada, o tener un mensaje automático de ausencia en tu correo electrónico son formas utilizadas habitualmente, pero también se deben medir las consecuencias que tiene esto de cara a los proveedores, sobre todo si no está hecho con la máxima pulcritud.

“Resoplidos”, malos tonos de voz, expresiones taxativas y tajantes por parte de los clientes son mucho más frecuentes de lo deseable, que contrasta con la receptividad y amabilidad proyectada por estos mismos cuando necesitaban la información comercial para poder tener una nueva propuesta.

Los asistentes u auxiliares de estos responsables deben estar perfectamente adiestrados para mantener una comunicación comercial responsable, respetuosa que genere una buena imagen hacia sus proveedores.

No somos del todo conscientes del “desánimo” que se genera en los proveedores que son sometidos a un trato de ignorancia cuando el proveedor ya tiene lo que necesita.

Buenas prácticas de “atención al proveedor”:

 Cuando estés en la posición de “cliente” y quieras cuidar de tus proveedores (activos o futuribles), organiza un plan coherente y protocolario para responder a las llamadas de tus proveedores y contestar sus correos electrónicos.

 Muestra respeto a tus proveedores.