top

“Mal trato comercial” al proveedor 5. “Escapismo”

“Hablamos la semana que viene”, “Llámame en 5 minutos”, “lo dejamos para el último trimestre”, “contestador automático” … o incluso, y por dar un toque de humor: “dice que no está…”

Dentro de lo que llamo “empatía comercial”, en este artículo quiero traeros la conducta que llamamos simpáticamente de “escapismo”, un escapismo que a veces resulta incómodo para ambas partes; el cliente y el proveedor (a partes iguales).

Este efecto se produce cuando un posible cliente indica su agrado hacia un proyecto presentado y emplaza a su proveedor a tener un feedback al pasar unos días. Cuando llega la fecha pactada a tal efecto, el cliente responde lo mismo y vuelve a emplazarle para los siguientes 10-15 días. Al pasar ese tiempo el proveedor vuelve a contactar con su cliente y recibe la misma respuesta: “llámame la semana que viene y te digo algo”, y así llegando a entrar en bucle durante meses.

Otro modelo de “escapismo” es cuando se conecta por teléfono con el cliente y dice: “llámame en 5’ que salgo de una reunión”, o “llámame a la tarde a primera hora y hablamos”, y cuando se hace esa llamada según las instrucciones que ha dado el cliente, simplemente ya no está; se ha ido, y se ha ido incluso de la empresa definitivamente o de vacaciones…

Otra modalidad de “escapismo” más económico con el tiempo es cuando un cliente dice: “Ahora no es el momento, llámame en el próximo trimestre”. Cuando llega el momento, se hace la correspondiente llamada de reinicio y el cliente te vuelve a dar la misma respuesta. Y así pasan los trimestres.

¿Qué hay detrás de estas conductas?, ¿qué provocan en los proveedores? Estas conductas comerciales solo llevan a la frustración del proveedor y al hartazgo de los clientes que se ven perseguidos (lógicamente), cada determinado tiempo.

Buenas prácticas de “atención al proveedor”:

 Cuando estés en la posición de “cliente” y quieras cuidar de tus proveedores (activos o futuribles), Esfuérzate por mantener una comunicación “clara”, “directa” y asertiva. Un proveedor agradecerá un mensaje claro y asertivo acerca de su propuesta, incluso si el resultado es que no será contratado. Muéstrate claramente frente a tu proveedor, de manera rápida y lanza mensajes claros y sobre todo muy asertivos; sin lugar a confusión.

 Muestra respeto a tus proveedores.